Tu acceso al foro, chat y otros servicios
 
 

Gracias por registrarte !

Recibiras en tu email registrado aquí,
la contraseña habilitando tu ingreso
 
 

 
 
 
 
 

Gracias por contactarte con el club.

 
 
 

 
 
Registrate aquí !
 
Tu acceso al foro, chat y otros servicios
 
Usuaria
 
*Te identificara en los servicios del sitio
Tu email
 
Apellido
Nombre
 
Estado Civil
 
Teléfono
Tus datos personales son confidenciales
 

 
 
Contactate con el Club !
 
 
Tu email
 
Apellido y Nombre
 
Cuéntanos
 
 
 

 
Aviso Legal
   
 

Todos los contenidos de éste sitio son propiedad exclusiva
del Club de Divorciadas. Otras publicaciones son propiedad
de sus Editoriales y Autores.
Sus contenidos no sufren modificación alguna y en todos los casos son mencionadas sus fuentes.

ACEPTACIÓN DE LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES:
El club de Divorciadas (en adelante, "CDD") proveerá a Ud.
sus servicios e información a través de internet de acuerdo
a los Términos y Condiciones de Servicio ("TCS"), los cuales
podrán ser actualizados o modificados por CDD en cualquier
momento o sin notificación previa.

TCS. MODIFICACIONES y SUSPENCIONES DE CONTENIDOS:
El club de Divorciadas tendrá el derecho de modificar, o
discontinuar parcial o totalmente contenidos de información y servicios de éste sitio en cualquier parte del mismo, temporal
o permanentemente, en cualquier momento y periódicamente, por lo que 'CDD' no será responsable hacia usted o terceras partes por ninguna modificación, suspensión o interrupción.

© Copyright 2007 Club de Divorciadas.
Prohibida su reproducción total o parcial. Aviso Legal.

 

 
Sobre éste Sitio
   
 

MUY IMPORTANTE:
Mejor visualización en 1024x768 pixeles de resolución.

REQUERIMIENTOS MINIMOS DE SISTEMA:

Usuarios de PC:
Pentium PC o superior • Windows 98, NT 4, XP o superior 256MB RAM

Usuarios MAC:
G3 o superior • System 8.6 o superior • 256MB RAM

CONEXION A INTERNET:
ADSL o Cable de 256k (512K recomendados)
Por cualquier consulta o requerimientos, por favor contactar
a info@grupomarte.com

Copyright 2007 eol Grupo Marte - todos los derechos reservados.

 

 
Ubicación Geográfica
   
 

 
 
Buscar
 
 
Artículos de Interés
Contenidos
 
 

Legales
RECONOCIMIENTO Y ACCIONES EN LA FILIACIÓN
Este mes hemos tenido muchos casos de madres que concurrían al Club preocupadas porque el padre se negaba a reconocer a su hijo , ya sea mujeres embarazadas , que sus parejas le anticipaban que no reconocerían el hijo en camino, o casos de niños ya nacidos en que el padre se negó a reconocerlos no concurriendo al Registro respectivo a los fines de la inscripción del menor.

Fueron tantos los casos y tanta la incertidumbre de estas mujeres que decidimos asesorarlas a través de este articulo.

Filiación es el vínculo jurídico que une a una persona con sus progenitores.
Tres son las clases de filiación que se conocen:

a.- Legitima: la que tiene origen en el matrimonio.
b.- Extramatrimonial: que es la de hijos de personas no unidas por el matrimonio.
c. Adoptivas: Que es el vínculo paterno-filial creado por el derecho.

La filiación legitima, que esta definida por el Código Civil diciendo que son: " ...los concebidos durante el matrimonio valido o putativo de su padre o madre, y también los legitimados por el subsiguientes matrimonio del padre o madre posterior a la concepción .-".

El Código Civil, asienta en los arts. 240 y ccds, una serie de presunciones acerca de la concepción de los hijos legítimos declarándose que las presunciones de ley no admiten pruebas en contrario. Así se dispone que la ley supone concebidos durante el matrimonio los hijos nacidos después de 180 días del casamiento valido o putativo de la madre, y los póstumos que nacieren dentro de los 300 días contados desde el día que el matrimonio fue disuelto por muerte del marido o anulado.
Otra presunción, es que la ley presume que los hijos concebidos por la madre durante el matrimonio tienen por padre al marido.

En la actualidad la legislación ha avanzado en este punto reconociendo a los hijos extramatrimoniales idénticos derechos que a los matrimoniales, ello ocurrió a partir de la ley 17711 que reforma grandes aspectos en este tema al Código Civil.
La distinción entre hijos matrimoniales y extramatrimoniales existe de la época en que se elevo la consideración del matrimonio y de la familia.

En las legislaciones antiguas tal situación se tradujo en una notable situación de inferioridad de los hijos nacidos fuera del matrimonio, que llego en algunos casos a negarles todo derecho y a considerarlos fuera de la familia.

En el Régimen del Código Civil, antes de la reforma, mantuvo la distinción entre los hijos legítimos y los ilegítimos - aunque no empleo esta segunda denominación, que deriva de la doctrina por oposición a los primeros, y diferencio entre los ilegítimos cuatro categorías: naturales, adulterinos, incestuosos y sacrílegos.
 
Con las reformas Posteriores al Código Civil, se fueron suprimiendo las categorías antes referenciadas: la primera modificación, fue al modificar la ley de matrimonio civil, se suprimió la categoría de hijos sacrílegos ( que eran los procedentes de padre clérigo de ordenes mayores o de votos solemne de castidad ) ; finalmente el gran avance se produjo, cuando se equipararon a los hijos matrimoniales, y extramatrimoniales, ambos con iguales derechos,
sean concebidos dentro o fuera del matrimonio.

Nos gustaría detenernos, al tema puntal de Reconocimiento de Filiación:

indiscutiblemente, el reconocimiento de estado de filiación por vía judicial, es doloroso pero de vital importancia para el desarrollo del niño, tanto en su área emocional, como de relación.
Desde el Club, tratamos no solo de asistirlas jurídicamente, sino de contenerlas psicológicamente para afrontar a un proceso, cuyo resultado seguramente será lograr "probar el vinculo biológico, con el padre no reconociente, y su identidad con su titulo, incluyendo el uso del apellido".

Nos detendremos en la Pericia Hematológica, que permite demostrar la existencia de la relación biológica entre el niño y el padre. Dicha pericia, fruto de un progreso científico ha logrado un porcentaje de eficacia que casi alcanza el ciento por ciento.

Sin perjuicio de el examen hematológico, a los fines de probar la relación filial, también es admitida en un proceso judicial, y necesaria toda clase de prueba.
Ahora, porque es necesario contar y aportar todo tipo de prueba para la acción de filiación, pues si bien el examen hematológico, reviste casi un 100% de eficacia, en los procesos civiles, la obligatoriedad no existe, ya que existe en grandes casos padres renuentes a asistir a dichos exámenes.

La ley, reiteramos, no establece la obligatoriedad del análisis del grupo sanguíneo, la negativa no puede crear una presunción legal y absoluta, sino solo una presunción judicial, que deberá ser correlacionada con los otros elementos de juicio existentes.

La ley 23511 de creación del Banco Nacional de Datos genéticos contiene una interesante norma de la prueba que queremos comentar, se trata de realizar un examen genético que será valorado por el Juez teniendo en cuenta las experiencias científicas en la materia.
La negativa a someterse a los exámenes y análisis necesarios constituirá indicio contrario a la posición sustentada por el renuente.

También nos detendremos a comentar sobre la "Responsabilidad del progenitor extramatrimonial no reconociente":

En general, la responsabilidad civil en cuestiones de familia ha ido ampliado su comprensión a partir de la redacción primigenia del Código Civil ; logrando avances a fin de responsabilizar a progenitores extramatrimoniales por no haber reconocido a su hijo poniéndolo en la situación de responsabilidad por los daños materiales y morales, que le causaron a su hijo.

La reclamación de daño es indiscutible con los perfiles predominantes de un daño moral porque la falta de determinación del estado de hijo lo perturba en el goce de los derechos que dependen de esa determinación y de que tenga a su favor el correspondiente titulo, incluyendo el uso de apellido.

La jurisprudencia del Fuero, cada vez es mas conteste en admitir en acciones de reclamación de estado, al daño moral. Se llega a la conclusión que el padre necesariamente debe hacerse responsable de los perjuicios que la falta de reconocimiento ha producido en el menor no reconocido. 

Se trata de derechos reconocidos por la Constitución Nacional que el pacto de San José de Costa Rica ha ratificado por la ley 23054 ha venido ha subrayar mediante la mención expresa del derecho humano al respeto de la dignidad personal (art. 11) a la protección de la integridad moral (art. 5) y que en cuanto al nombre figura también en el art. 18 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

El niño no reconocido sufre un menoscabo en su consideración social y es un daño moral directo porque lesiona un interés tendiente a la satisfacción o goce de un bien jurídico no patrimonial característica propia de la lesión de los derechos de la personalidad.

Para terminar queremos destacar la importancia de realizar la acción judicial cuando hay negativa del progenitor a reconocer al menor y digo ello para evitar en el futuro posibles daños en el menor a veces de difícil reparación tanto en la esfera social afectiva y por sobre todo porque las mujeres cuando concebimos lo primero que debemos defender son los derechos de nuestros hijos y en ellos esta implícito el derecho de identidad y de saber quien es su progenitor y que ‚este cumpla las obligaciones que una paternidad responsable significa.

 


Club de Divorciadas.-
Todos los Derechos Reservados.

 
Recomienda
este sitio
a


    regresar
 
Buscar
 
 

CLUBDEDIVORCIADAS.COM - Copyright 2006 - Todos los derechos reservados
Av. Leandro N. Alem 1002 - C1001AAS - Buenos Aires - Argentina - Tel. (54-11) 4313-2721